Adicción al teléfono móvil

Abuso del móvil por niños y adolescentes


Deja un comentario

Pese a un menor uso del móvil, Puerto Rico trata de poner coto al problema del ‘sexting’

Con la oposición de las empresas de telecomunicaciones, para las que supondría un coste adicional llevar el control que exige esta nueva legislación, se prevé que la cámara legislativa portorriqueña debata la semana que viene un proyecto de ley conocido como Ley contra el texnudismo. Esta ley, que pretende castigar el sexting entre menores, fue presentada por Antonio Fas Alzamora, ex-presidente del Senado del Estado asociado a EEUU, y prohibiría “el uso de un aparato de telecomunicación para producir, enviar, intercambiar o distribuir fotografías o videos que presenten a sí mismo o a otro menor y/o adulto en estado de desnudez”. La ley castigará también al menor que distribuya a terceros dicho material gráfico.

De aprobarse, la ley obligaría además a “toda compañía, empresa o persona dedicada a la venta, distribución o mercadeo de aparatos electrónicos de comunicación a advertir sobre el alcance de esta ley” en las campañas publicitarias, el empaque de los productos así como en los contratos.

Dicha legislación pretende atajar el problema sólo con respecto a los menores de edad, porque la conducta de los adultos en estos temas ya está regulada en el Código Penal de Puerto Rico, según alegó su promotor.

Modesta penetración de la telefonía móvil

En Puerto Rico hay actualmente 2,6 millones de suscriptores de telefonía móvil, seis proveedores y una tasa de penetración (67%) bastante más baja que la de Estados Unidos (89%). En 2008 se envió un billón de mensajes de texto, cifra que continúa en ascenso. Estudios que recogen datos del 2008-2009 apuntan a que el promedio de mensajes de texto diarios que envía un joven en países con mayor penetración como Estados Unidos puede ascender a 150.

De vuelta al telegrama

A mayor tecnología, menor comunicación. Ése ha venido a ser uno de los cuestionamientos más importantes que se les hacen a diario a las nuevas formas de comunicarse. La mensajería de texto de algún modo parece llevarnos al origen de las telecomunicaciones, que consistían en mensajes breves y precisos.

“Cada revolución tecnológica cambia el sujeto social. Estamos ante un nuevo ciudadano. Esa fiebre de textear en lugar de llamar tiene que ver con esa soledad contradictoria del sujeto social, que hoy día tiene una comunicación más rápida pero más distante”, opinó el profesor de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico y experto en medios, Héctor Sepúlveda.

Fuentes: El Nuevo Día y Primera Hora.

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Chuza Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

Entre el 5% y el 10% de los adolescente abusa del móvil

Cada menor de 18 años ha tenido al menos cuatro teléfonos móviles. Entre un 5 y un 10% de adolescentes abusa del móvil o no podría vivir sin él. Un estudio realizado por la Universitat de València desvela que un 65% de los adolescentes que abusa de esta tecnología es del sexo femenino.

La investigación de mayor envergadura sobre la adicción y abuso de los teléfonos móviles en la población adolescente lleva el sello de la
Universitat de València, concretamente del Departamento de Psicología Básica. Los autores del trabajo, que ha dirigido el profesor Mariano Chóliz, encuestaron a 2.450 adolescentes de 12 a 18 años con el único test que se ha desarrollado hasta la fecha para diagnosticar la dependencia a este tipo de tecnología.

El estudio demostró que el 95% tiene un aparato de telefonía móvil y que los adolescentes han tenido una media de cuatro móviles: 3,1 aparatos de telefonía entre los 12 y 14 años.

Entre un 5 y un 10% de adolescentes abusan del móvil o lo que en su ejercicio diario se traduciría a no poder vivir sin él.

El trabajo ha dado a conocer que un 65% de ese porcentaje de adictos sin freno ni cordura son chicas y el 35% chicos, “lo que invierte la proporción y tendencia que se registra en cualquier otra adicción, tanto en las drogodependencias, como otras de tipo tecnológico en las que los hombres siempre son mayoría y tienen una mayor dependencia que las mujeres”, declaró el profesor Chóliz.

El primero, a los diez años
La investigación concluyó que el primer móvil se regala entre los 10 y 11 años y que al cumplir los doce, el 88% de los menores ya tiene una terminal para estar localizable. El trabajo también pone de manifiesto que prácticamente al 20% de los entrevistados les regalaron el teléfono sin haberlo pedido.

Los autores han observado que el gasto del consumo del teléfono está relacionado con la edad y que empieza a aumentar a partir de los 15 años. De tal modo que los chicos entre 12 y 14 años consumen un promedio de 15 euros al mes, los que se encuentran entre los 15 y los 16 años gastan 18 euros por término medio y los mayores, 21.

La alerta
El profesor Chóliz ha observado que los padres deben encender el piloto de alerta cuando observen que sus hijos pasan demasiado tiempo aislados en su cuarto; cuando dedica demasiado tiempo al móvil; cuando lo usa en lugares inapropiados como en clase, a la hora de comer, cuando estudia, cuando hace deporte o actividades que requieren plena atención.

También tienen que empezar a preocuparse cuando el hijo o la hija se entretiene con el móvil hasta altas horas de madrugada, cuando las facturas son desorbitadas (son expertos en usarlo sin generar costes), cuando no se comunica en casa, si empeoran las notas o tiene problemas en la escuela y cuando tiene cambios emocionales bruscos o conductas atípicas.

fuente: levante-emv.com


Deja un comentario

El 92% de los jóvenes tiene móvil y necesita “hiperconsumir”

Los jóvenes comprendidos entre 15 y 19 años sienten una imperiosa “necesidad de gastar” y las “dificultades” que encuentran para satisfacer sus deseos de consumo explican los síntomas de determinados desajustes psico-sociales que experimentan los jóvenes en la sociedad del “hiperconsumo”.

El informe juventud 2008 elaborado por el Instituto de la Juventud ratifica los datos que ya registrara el estudio de la agencia de comunicación digital Netthink en 2007 según el cual el 92,39% de los jóvenes de entre 14 y 24 años dispone de móvil, lo que sitúa a este grupo de edad a la cabeza en el uso de esta telefonía, frente a la media del 69,79% del total de la población. Se trata de una tendencia generalizada para todos los jóvenes europeos.

Los jóvenes que viven exclusivamente de sus ingresos conceden gran importancia a la vivienda propia como algo necesario, seguido del automóvil, el teléfono móvil y el ordenador personal, mientras que los que dependen económicamente de otros (generalmente la familia) se inclinan mayoritariamente por el automóvil y las nuevas tecnologías, entre ellas Internet, como bienes prioritarios de consumo.

Fuente: www.injuve.mtas.es


Deja un comentario

El 82% de los menores tiene un móvil y la mitad hace un uso violento

El 82% de los menores entre 10 y 16 años tiene móvil, según el estudio La telefonía móvil en la infancia y la adolescencia realizado por La Universidad Rey Juan Carlos I sobre la base de 1.345 entrevistas a menores de la capital y otras regiones de la Comunidad de Madrid realizadas durante 2008.

El informe resalta que una gran parte de los menores hace un uso poco adecuado del móvil: el 51% cree que todos los alumnos de su clase con móvil lo llevan al colegio, un 32% afirma que lo usa para gastar bromas y un 43% dice sus amigos tienen esta misma costumbre.

Asimismo, un 11% cuelga grabaciones en el portal Youtube, pero un 10% graba peleas, un 11% lo usa para acosar a otros y un 27% para molestar o fastidiar a otras personas.

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, durante la presentación de este estudio ha calificado de “preocupante” que este porcentaje de menores se sienta “indiferente ante las grabaciones violentas en la Red, y desee grabar gamberradas de otros y crea que las grabaciones de móvil en Internet son divertidas y las cuelguen cuando las hacen”.

Canalda también ha explicado las distintas preocupaciones de padres e hijo. Los primeros se preocupan porque el móvil sirva para contactar con extraños, mientras que los segundos temen perder el móvil o que se lo roben.


Recomendaciones

Con estos datos en la mano el Defensor del Menor ha realizado una serie de recomendaciones. A los hijos, les ha recordado que apaguen el móvil por la noches, y que usen primero la cabeza y luego el teléfono a la hora de contestar llamadas o sms de desconocidos.

Los padres, según la opinión de Caralda, deben predicar con el ejemplo y usar el móvil sólo cuando sea necesario, además de corresponsabilizar a sus hijos en los gastos telefónicos, y desaconsejarles que lo lleven al colegio.

Fuente: elpais.com