Adicción al teléfono móvil

Abuso del móvil por niños y adolescentes


Deja un comentario

En las aulas francesas estará prohibido el uso del celular

Como principio de “precaución sanitario”, en las aulas francesas estará prohibido el uso del celular. Así lo han adelantado tras una reunión con varias asociaciones ciudadanas y operadoras, la ministra de Sanidad, Roselyne Bachelot, y su colega de Ecología, Chantal Jouanno: “Como mínimo sería necesario prohibir el teléfono móvil en las escuelas de primaria”, dijo.

Una futura reglamentación obligará a los operadores a ofrecer a los menores celulares que sólo puedan ser utilizados con auriculares o habilitados para enviar sólo SMS.

Por otro lado, el Gobierno aceptó la propuesta de las asociaciones para iniciar una experimentación sobre antenas de telefonía móvil en ciudades voluntarias, a la espera de los resultados de un estudio de la Agencia Francesa de Sanidad (Afssa) sobre los efectos de las antenasde móviles y WiFi.

El combate contra la telefonía móvil ha sido impulsado en Francia por varias asociaciones muy activas en la defensa de lo que se conoce como “principio de precaución sanitario”.

Fuente: publico.es

Anuncios


Deja un comentario

El exceso del móvil durante la noche baja el rendimiento de los escolares

El rendimiento de los jóvenes durante el día, y sobre todo en horario escolar, baja notablemente sobre todo si pasan muchas horas durante la noche enviando mensajes de texto con el teléfono móvil. Así lo revela un estudio publicado en la revista Pediatrics que ha llevado a cabo la Drexel University de Filadelfia.

La doctora Christina J. Calamaro, autora principal del estudio, entrevistó a 100 adolescentes de entre 12 y 18 años.

Para medir el nivel de consumo nocturno de tecnología entre los participantes, el equipo desarrolló un “índice multitarea”: la cantidad total de horas que un adolescente le dedicaba a nueve actividades (enviar mensajes con el móvil, mirar TV, escuchar MP3, hacer la tarea y mirar DVD o videos, etc.) dividido por nueve, que es la cantidad de horas entre 9 p.m. y 6 a.m.

El índice multitarea promedio de los participantes era alrededor de 0,6; lo que indica que hacían una de nueve actividades en 5,3 horas o cuatro actividades en 80 minutos cada una.

Un tercio de los adolescentes dijo que se quedaba dormido en el colegio y que dormían dos veces por día en promedio, aunque algunos dijeron que se quedaban dormidos unas ocho veces al día. A mayor índice multitarea, mayor probabilidad de quedarse dormido en el colegio.

“Estos adolescentes altamente multitarea tienen riesgo de tener problemas de rendimiento escolar, problemas con la función ejecutiva y degradación de la función neuroconductual”, advierte el equipo.

Calamaro dijo que los padres deben tomar medidas para controlar el uso de la tecnología a la noche. Es básico mantener la televisión, la computadora y, en especial, los celulares fuera de la habitación de los hijos.

“El uso de los mensajes de texto es todo un problema. Y nos daremos cuenta de que es aún mayor”, manifestó la investigadora.

“Aunque sabemos que los adolescentes tienen otro esquema horario, podemos hacer que sigan menos conectados a la noche”, finalizó la autora.

Fuente: buenasalud.com


1 comentario

Jóvenes adictos al juego con móvil en Cataluña

Entre el 2 y el 3% de los jóvenes atendidos en las unidades de juego patológico de Cataluña, lo son por juegos de Internet, de rol y móvil

Unos 156.500 adultos residentes en Catalunya tienen o podrían tener problemas con los juegos de azar, según se desprende del primer estudio epidemiológico sobre la incidencia del juego patológico en la comunidad, presentado hoy por la consellera de Salud, Marina Geli.

La prevalencia de personas afectadas en Catalunya es de un 2,7 por ciento de la población adulta, que se divide en: un 2 por ciento jugador de riesgo (116.000 personas), un 0,5 por ciento jugador problemático (29.000 personas) y un 0,2 por ciento jugador patológico (11.500 personas).

Una de las coodirectoras del estudio, Àngels González, recordó que se trata de una “patología joven”, reconocida desde 1980, y que el estudio, con una muestra de 3.000 personas, pretendía conocer los hábitos de juego entre la población catalana y averiguar las variables que se asocian al juego.

El perfil medio de las personas que participan frecuentemente en los juegos de azar es el de un hombre de 35 a 54 años, nacido en Catalunya, casado, con estudios secundarios, que trabaja a tiempo completo y de nivel económico bajo. González aseguró que a medida que el juego se hace más patológico el perfil deriva hacia “más hombres y más jóvenes”.

Asimismo, tanto los jugadores de riesgo como los patológicos comienzan a jugar antes de los 18 años, lo que hace que este sector se concentre en poblaciones jóvenes de entre 18 y 34 años. Un 40,9 por ciento de los jugadores problemáticos y patológicos iniciaron la actividad antes de los 18 años.

Marina Geli subrayó la importancia del programa ‘Salud y Escuela’, ya que se ha demostrado que es a estas edades cuando se puede configurar la personalidad adictiva, que puede desembocar en una actitud de riesgo.

Sobre si los juegos de azar por Internet comienzan a hacerse notar en las unidades de juego patológico –Catalunya dispone de 10–, González dijo que “no han desplazado al resto” y dijo que un 2 ó 3 por ciento son jóvenes atendidos por juegos de Internet, de rol y móvil. En 2007, las unidades de juego patológico atendieron a 1.000 personas.

La norteamericana Rachel Volberg, codirectora del estudio, aseguró que en Estados Unidos no existen dispositivos de tratamiento de las patologías del juego y que todavía es una cuestión “muy estigmatizada”. Dijo que se dan casos de niños de entre 6 y 13 años que comienzan a apostar sin dinero, lo que hace “más fácil” la transición a hacerlo con dinero al crecer.

Fuente: EuropaPress


Deja un comentario

Una menor envía un mensaje con el móvil cada dos minutos

Con sólo 13 años, no puede vivir sin el móvil. La factura del teléfono móvil dejó de piedra a sus padres: 14.528 mensajes de texto en un solo mes. La menor envía una media de 484 mensajes de texto al día, o uno cada dos minutos descontando las horas de sueño.

La compañía de teléfono confirmó a sus padres la veracidad de la factura y, de paso, confirmó la adicción de su hija. “Bien, la mayoría de mis amigos tienen una tarifa para mandar mensajes de forma ilimitada y les escribo casi todo el tiempo”, se justificó la menor.Es tal su adicción que ahora sus padres han descubierto que incluso durante la fiesta de karaoke con la que celebró por su cumpleaños, mientras sus amigos estaban cantando, ella les estaba mandando textos al móvil.

Según un estudio realizado por la compañía Nielsen que cita el diario, los adolescentes estadounidenses de entre 13 y 17 años envían una media de 1.742 mensajes al mes. Pero de tal palo, tal astilla. Hardesty, de 45 años, reconoce que suele enviar 900 mensajes al mes, 700 mensajes más de la media para su edad.

Fuente: argijokin.blogcindario.com


Deja un comentario

“Hay que dar a los hijos lo que necesitan, no lo que piden”

La clave para erradicar la adicción al móvil que comienzan a padecer muchos menores es, según Josep Rovira Guardiola, experto en la atención a la drogadicción, es dar a los hijos lo que necesitan, y “no todo lo que les piden”.

Así lo expuso ayer Rovira en la conferencia “Las acciones educativas dirigidas a padres, adolescentes, docentes y profesionales en la prevención de las adicciones”, en el marco de las I Jornadas de Conductas Adictivas, organizadas por la Asociación San Miguel y la Universidad de La Laguna, con la colaboración de la Consejería de Sanidad, el Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de La Laguna y el Ayuntamiento de Santa Cruz, CajaCanarias y Caja Siete.

Teófilo González, director técnico de la Asociación San Miguel, destacó ayer la relevancia de las jornadas, que han servido para que los expertos en la materia ayuden a la prevención de las drogodependencias. Esta entidad tinerfeña ha comenzado a ofrecer un nuevo servicio -además del que ya prestaba en relación a la atención a las drogodependencias- con el que pretende dar respuesta a las adicciones al móvil, internet, el juego e incluso el sexo, dado su constante incremento.

Según González, el objetivo del encuentro era profundizar en el estudio de un grupo de enfermedades que tienen su origen en algún tipo de conducta aprendida, porque se autorefuerzan con el paso de los años y llegan a ser compulsivas.

Entre ellas se encuentran la adicción a las drogas, la ludopatía, los trastornos alimentarios, la ansiedad o la adicción a las nuevas tecnologías.

Dijo que cualquier adicción es preocupante y aconsejó a los padres y educadores que velaran para que evitar que los niños se encierren en su habitación horas y horas, sin atender a llamadas ni razones.

Apuntó que los problemas adictivos se derivan, en gran parte, del proceso social actual. Apuntó que los niños con adicciones se forjan en familias normalizadas, pero en las que no ha existido límite al consumo. Por este motivo, aconsejó valerse de estos momentos de crisis para poner freno al consumismo en los niños y jóvenes, dándoles razones para racionalizar los gastos.

Señaló que corresponde a los educadores de los niños (padres, familia o profesores) ser críticos con los modelos sociales, con el fin de que no se dejen llevar por lo que hacen los demás. Recalcó que los padres son los que tienen que dar a los hijos lo que necesitan, pero no todo lo que les piden.

Puso de manifiesto que los niños con adicciones, por ejemplo a las videoconsolas o a cualquier forma de tecnología, son personas vulnerables de su propia estima y, de adultos, pueden llegar a ser compradores compulsivos, entre otras consecuencias.

Entre los consejos prácticos que puso sobre la mesa el director del Área de Drogas de ABS Barcelona y fundador de Energy Control figura educar en la austeridad, “porque los niños no tienen capacidad de distinguir lo superfluo de lo necesario”, indicó el experto.

Fuente: www.eldia.es