Adicción al teléfono móvil

Abuso del móvil por niños y adolescentes


Deja un comentario

En las aulas francesas estará prohibido el uso del celular

Como principio de “precaución sanitario”, en las aulas francesas estará prohibido el uso del celular. Así lo han adelantado tras una reunión con varias asociaciones ciudadanas y operadoras, la ministra de Sanidad, Roselyne Bachelot, y su colega de Ecología, Chantal Jouanno: “Como mínimo sería necesario prohibir el teléfono móvil en las escuelas de primaria”, dijo.

Una futura reglamentación obligará a los operadores a ofrecer a los menores celulares que sólo puedan ser utilizados con auriculares o habilitados para enviar sólo SMS.

Por otro lado, el Gobierno aceptó la propuesta de las asociaciones para iniciar una experimentación sobre antenas de telefonía móvil en ciudades voluntarias, a la espera de los resultados de un estudio de la Agencia Francesa de Sanidad (Afssa) sobre los efectos de las antenasde móviles y WiFi.

El combate contra la telefonía móvil ha sido impulsado en Francia por varias asociaciones muy activas en la defensa de lo que se conoce como “principio de precaución sanitario”.

Fuente: publico.es

Anuncios


Deja un comentario

El exceso del móvil durante la noche baja el rendimiento de los escolares

El rendimiento de los jóvenes durante el día, y sobre todo en horario escolar, baja notablemente sobre todo si pasan muchas horas durante la noche enviando mensajes de texto con el teléfono móvil. Así lo revela un estudio publicado en la revista Pediatrics que ha llevado a cabo la Drexel University de Filadelfia.

La doctora Christina J. Calamaro, autora principal del estudio, entrevistó a 100 adolescentes de entre 12 y 18 años.

Para medir el nivel de consumo nocturno de tecnología entre los participantes, el equipo desarrolló un “índice multitarea”: la cantidad total de horas que un adolescente le dedicaba a nueve actividades (enviar mensajes con el móvil, mirar TV, escuchar MP3, hacer la tarea y mirar DVD o videos, etc.) dividido por nueve, que es la cantidad de horas entre 9 p.m. y 6 a.m.

El índice multitarea promedio de los participantes era alrededor de 0,6; lo que indica que hacían una de nueve actividades en 5,3 horas o cuatro actividades en 80 minutos cada una.

Un tercio de los adolescentes dijo que se quedaba dormido en el colegio y que dormían dos veces por día en promedio, aunque algunos dijeron que se quedaban dormidos unas ocho veces al día. A mayor índice multitarea, mayor probabilidad de quedarse dormido en el colegio.

“Estos adolescentes altamente multitarea tienen riesgo de tener problemas de rendimiento escolar, problemas con la función ejecutiva y degradación de la función neuroconductual”, advierte el equipo.

Calamaro dijo que los padres deben tomar medidas para controlar el uso de la tecnología a la noche. Es básico mantener la televisión, la computadora y, en especial, los celulares fuera de la habitación de los hijos.

“El uso de los mensajes de texto es todo un problema. Y nos daremos cuenta de que es aún mayor”, manifestó la investigadora.

“Aunque sabemos que los adolescentes tienen otro esquema horario, podemos hacer que sigan menos conectados a la noche”, finalizó la autora.

Fuente: buenasalud.com


Deja un comentario

En la UE la mitad de los menores de 10 años utiliza teléfono móvil

En la UE, el 50% de los niños de 10 años, el 87% de los de 13 y el 95% de los jóvenes de 16 tiene un teléfono móvil. Según una encuesta, a la mitad de los padres europeos les preocupa que el uso del teléfono móvil pueda exponer a sus hijos a imágenes de contenido sexual o violento explícito (51%) o al acoso por parte de otros niños (49%).

Fuente: IBLS vía La Mirada de Jokin


Deja un comentario

Una menor envía un mensaje con el móvil cada dos minutos

Con sólo 13 años, no puede vivir sin el móvil. La factura del teléfono móvil dejó de piedra a sus padres: 14.528 mensajes de texto en un solo mes. La menor envía una media de 484 mensajes de texto al día, o uno cada dos minutos descontando las horas de sueño.

La compañía de teléfono confirmó a sus padres la veracidad de la factura y, de paso, confirmó la adicción de su hija. “Bien, la mayoría de mis amigos tienen una tarifa para mandar mensajes de forma ilimitada y les escribo casi todo el tiempo”, se justificó la menor.Es tal su adicción que ahora sus padres han descubierto que incluso durante la fiesta de karaoke con la que celebró por su cumpleaños, mientras sus amigos estaban cantando, ella les estaba mandando textos al móvil.

Según un estudio realizado por la compañía Nielsen que cita el diario, los adolescentes estadounidenses de entre 13 y 17 años envían una media de 1.742 mensajes al mes. Pero de tal palo, tal astilla. Hardesty, de 45 años, reconoce que suele enviar 900 mensajes al mes, 700 mensajes más de la media para su edad.

Fuente: argijokin.blogcindario.com


Deja un comentario

Entre el 5% y el 10% de los adolescente abusa del móvil

Cada menor de 18 años ha tenido al menos cuatro teléfonos móviles. Entre un 5 y un 10% de adolescentes abusa del móvil o no podría vivir sin él. Un estudio realizado por la Universitat de València desvela que un 65% de los adolescentes que abusa de esta tecnología es del sexo femenino.

La investigación de mayor envergadura sobre la adicción y abuso de los teléfonos móviles en la población adolescente lleva el sello de la
Universitat de València, concretamente del Departamento de Psicología Básica. Los autores del trabajo, que ha dirigido el profesor Mariano Chóliz, encuestaron a 2.450 adolescentes de 12 a 18 años con el único test que se ha desarrollado hasta la fecha para diagnosticar la dependencia a este tipo de tecnología.

El estudio demostró que el 95% tiene un aparato de telefonía móvil y que los adolescentes han tenido una media de cuatro móviles: 3,1 aparatos de telefonía entre los 12 y 14 años.

Entre un 5 y un 10% de adolescentes abusan del móvil o lo que en su ejercicio diario se traduciría a no poder vivir sin él.

El trabajo ha dado a conocer que un 65% de ese porcentaje de adictos sin freno ni cordura son chicas y el 35% chicos, “lo que invierte la proporción y tendencia que se registra en cualquier otra adicción, tanto en las drogodependencias, como otras de tipo tecnológico en las que los hombres siempre son mayoría y tienen una mayor dependencia que las mujeres”, declaró el profesor Chóliz.

El primero, a los diez años
La investigación concluyó que el primer móvil se regala entre los 10 y 11 años y que al cumplir los doce, el 88% de los menores ya tiene una terminal para estar localizable. El trabajo también pone de manifiesto que prácticamente al 20% de los entrevistados les regalaron el teléfono sin haberlo pedido.

Los autores han observado que el gasto del consumo del teléfono está relacionado con la edad y que empieza a aumentar a partir de los 15 años. De tal modo que los chicos entre 12 y 14 años consumen un promedio de 15 euros al mes, los que se encuentran entre los 15 y los 16 años gastan 18 euros por término medio y los mayores, 21.

La alerta
El profesor Chóliz ha observado que los padres deben encender el piloto de alerta cuando observen que sus hijos pasan demasiado tiempo aislados en su cuarto; cuando dedica demasiado tiempo al móvil; cuando lo usa en lugares inapropiados como en clase, a la hora de comer, cuando estudia, cuando hace deporte o actividades que requieren plena atención.

También tienen que empezar a preocuparse cuando el hijo o la hija se entretiene con el móvil hasta altas horas de madrugada, cuando las facturas son desorbitadas (son expertos en usarlo sin generar costes), cuando no se comunica en casa, si empeoran las notas o tiene problemas en la escuela y cuando tiene cambios emocionales bruscos o conductas atípicas.

fuente: levante-emv.com