Adicción al teléfono móvil

Abuso del móvil por niños y adolescentes


Deja un comentario

INTECO y Orange recomiendan evitar el uso abusivo de los «smartphones» entre los niños españoles

El Estudio sobre seguridad y privacidad en el uso de los servicios móviles por los menores españoles, elaborado por INTECO y Orange y presentado en la jornada SmartPhones y Menores: Oportunidades y Riesgos, ha revelado que los menores españoles se inician en el uso de estos dispositivos a los 10 años.

Portada del estudio sobre smartphones y menores en EspañaOtros datos destacados del informe son:

  • La edad media de inicio en la telefonía móvil por parte de los menores españoles se sitúa entre los 10 y los 12 años.
  • España es uno de los países donde los menores (de 10 a 16 años) afirman ver menos imágenes sexuales online: 11% frente a media europea del 14%
  • También es uno de los países con menor incidencia del ciberbullying: 4%.
  • El 2,5% de los menores confiesa haber sido objeto de ciberacoso a través del smartphone por parte de otros menores
  • El 31% de usuarios de más de 13 años usan smartphones (teléfonos inteligentes).
  • El 82,3% de los menores usan su móvil para hacer y enviar fotografías.
  • El 4,8% de los menores encuestados reconoce que su imagen ha sido difundida por otros sin haber prestado consentimiento.
  • El 4,3% de los menores ha recibido imágenes sugerentes de personas de su entorno (sexting pasivo), y un 1,5% reconoce haberse hecho a sí misma/o fotografías de carácter sexy (sexting activo).
  • El sexting activo es más practicado por chicas (2,2%) al contrario que sexting pasivo, más practicado por los chicos (5,1%).
  • Un 3,8% de los menores afirma que ha recibido llamadas o SMS de adultos desconocidos que querían conocerles
  • El 17,8% de los menores dice haber sido objeto de perjuicio económico (estafas, fraudes, etc.) con su smartphone.

El informe destaca el espectacular avance en el uso intensivo de los servicios avanzados que ofrecen este tipo de teléfonos:

  • acceso a redes sociales: del 7,1% en 2010 se ha pasado al 54,3% en 2011
  • mensajería instantánea: del 12,4% al 48,3%
  • juegos: del 51,6% al 65%

El estudio insiste en la necesidad de informar y educar a los niños en las amenazas derivadas del uso inadecuado de los dispositivos de última generación y han ofrecido algunas recomendaciones como evitar el uso excesivo o adictivo del smartphone, que los padres establezcan normas de uso (tiempo, gasto mensual y servicios) y expliquen a los jóvenes la importancia de la privacidad y los riesgos que pueden derivar de compartir información con desconocidos.

Concienciar al joven sobre la importancia de la privacidad y la seguridad, contribuye según los autores del estudio a minimizar los riesgos y evitar posibles amenazas como el grooming o el ciberbullying.

Las entrevistas fueron realizadas a familias españolas con hijos entre 10 y 16 años que disponen de smartphone para uso particular, entre los días 20 de septiembre y 14 de octubre de 2011, y ha contado con la colaboración, entre otros expertos, de Jorge Flores, director de PantallasAmigas.

Fuente: La Razón e INTECO.
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios


Deja un comentario

El exceso del móvil durante la noche baja el rendimiento de los escolares

El rendimiento de los jóvenes durante el día, y sobre todo en horario escolar, baja notablemente sobre todo si pasan muchas horas durante la noche enviando mensajes de texto con el teléfono móvil. Así lo revela un estudio publicado en la revista Pediatrics que ha llevado a cabo la Drexel University de Filadelfia.

La doctora Christina J. Calamaro, autora principal del estudio, entrevistó a 100 adolescentes de entre 12 y 18 años.

Para medir el nivel de consumo nocturno de tecnología entre los participantes, el equipo desarrolló un “índice multitarea”: la cantidad total de horas que un adolescente le dedicaba a nueve actividades (enviar mensajes con el móvil, mirar TV, escuchar MP3, hacer la tarea y mirar DVD o videos, etc.) dividido por nueve, que es la cantidad de horas entre 9 p.m. y 6 a.m.

El índice multitarea promedio de los participantes era alrededor de 0,6; lo que indica que hacían una de nueve actividades en 5,3 horas o cuatro actividades en 80 minutos cada una.

Un tercio de los adolescentes dijo que se quedaba dormido en el colegio y que dormían dos veces por día en promedio, aunque algunos dijeron que se quedaban dormidos unas ocho veces al día. A mayor índice multitarea, mayor probabilidad de quedarse dormido en el colegio.

“Estos adolescentes altamente multitarea tienen riesgo de tener problemas de rendimiento escolar, problemas con la función ejecutiva y degradación de la función neuroconductual”, advierte el equipo.

Calamaro dijo que los padres deben tomar medidas para controlar el uso de la tecnología a la noche. Es básico mantener la televisión, la computadora y, en especial, los celulares fuera de la habitación de los hijos.

“El uso de los mensajes de texto es todo un problema. Y nos daremos cuenta de que es aún mayor”, manifestó la investigadora.

“Aunque sabemos que los adolescentes tienen otro esquema horario, podemos hacer que sigan menos conectados a la noche”, finalizó la autora.

Fuente: buenasalud.com


Deja un comentario

Los centros escolares, en lucha contra la adicción al móvil

Algunos alumnos consideran el móvil un apéndice de su cuerpo, según destacan los profesores. Y en clase, no paran de grabar a compañeros y profesores. Esto lleva a un número cada vez mayor de centros a tomar medidas estrictas en el uso de móviles y mp3 en clase ante esta adicción que atenta contra la intimidad.

El Reglamento Orgánico de Funcionamiento (ROF) de algunos centros incluye en un apartado la prohibición móviles o mp3.

Algunos centros aplican medidas expeditivas para prevenir el mal uso: la expulsión.

Grabar y llamar desde el móvil también está prohibido en el IES Gaona. «Es un delito grabar a menores o mayores sin su consentimiento y lo peor es que hay que advertírselo porque muchos no lo saben», reseña el jefe de estudios del IES Gaona, en Málaga.

En el instituto Torre del Prado si perciben que un alumno usa su móvil, se le retira y, generalmente, deben ir sus padres a recogerlo. «Lo primero es que ellos tienen muy claro que está prohibido utilizarlo y cuáles son las consecuencias. No queremos repetir episodios de otros centros que han saltado a la prensa por imágenes tomadas a docentes o a alumnos», como subraya el director del instituto Alfonso Balsera. Así los alumnos no podrán alegar ignorancia para zafarse de la reprimenda que, en muchos casos, es no poder asistir a clase.

Fuente: diariosur.es


1 comentario

Jóvenes adictos al juego con móvil en Cataluña

Entre el 2 y el 3% de los jóvenes atendidos en las unidades de juego patológico de Cataluña, lo son por juegos de Internet, de rol y móvil

Unos 156.500 adultos residentes en Catalunya tienen o podrían tener problemas con los juegos de azar, según se desprende del primer estudio epidemiológico sobre la incidencia del juego patológico en la comunidad, presentado hoy por la consellera de Salud, Marina Geli.

La prevalencia de personas afectadas en Catalunya es de un 2,7 por ciento de la población adulta, que se divide en: un 2 por ciento jugador de riesgo (116.000 personas), un 0,5 por ciento jugador problemático (29.000 personas) y un 0,2 por ciento jugador patológico (11.500 personas).

Una de las coodirectoras del estudio, Àngels González, recordó que se trata de una “patología joven”, reconocida desde 1980, y que el estudio, con una muestra de 3.000 personas, pretendía conocer los hábitos de juego entre la población catalana y averiguar las variables que se asocian al juego.

El perfil medio de las personas que participan frecuentemente en los juegos de azar es el de un hombre de 35 a 54 años, nacido en Catalunya, casado, con estudios secundarios, que trabaja a tiempo completo y de nivel económico bajo. González aseguró que a medida que el juego se hace más patológico el perfil deriva hacia “más hombres y más jóvenes”.

Asimismo, tanto los jugadores de riesgo como los patológicos comienzan a jugar antes de los 18 años, lo que hace que este sector se concentre en poblaciones jóvenes de entre 18 y 34 años. Un 40,9 por ciento de los jugadores problemáticos y patológicos iniciaron la actividad antes de los 18 años.

Marina Geli subrayó la importancia del programa ‘Salud y Escuela’, ya que se ha demostrado que es a estas edades cuando se puede configurar la personalidad adictiva, que puede desembocar en una actitud de riesgo.

Sobre si los juegos de azar por Internet comienzan a hacerse notar en las unidades de juego patológico –Catalunya dispone de 10–, González dijo que “no han desplazado al resto” y dijo que un 2 ó 3 por ciento son jóvenes atendidos por juegos de Internet, de rol y móvil. En 2007, las unidades de juego patológico atendieron a 1.000 personas.

La norteamericana Rachel Volberg, codirectora del estudio, aseguró que en Estados Unidos no existen dispositivos de tratamiento de las patologías del juego y que todavía es una cuestión “muy estigmatizada”. Dijo que se dan casos de niños de entre 6 y 13 años que comienzan a apostar sin dinero, lo que hace “más fácil” la transición a hacerlo con dinero al crecer.

Fuente: EuropaPress


1 comentario

El Ayuntamiento de Torrejon desarrolla un plan escolar contra la adicción al móvil

El programa “Desmoviliza2”, dependiente de la Concejalía de Sanidad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Torrejón, tiene como objetivo prevenir los problemas relacionados con el mal uso de las nuevas tecnologías.

Participan en este proyecto casi 1.200 escolares, entre 12 y 16 años a los que se transmite información y valores encaminados a sensibilizar hacia una utilización razonable de las tecnologías de la información y comunicación, resaltando los problemas y las situaciones conflictivas derivadas por sus malos usos. Además, se ha editado una guía para todos los que participan en el programa, en la que se promueve el uso adecuado de las nuevas tecnologías, sin someterse a riesgos innecesarios.

El abuso continuado de las nuevas tecnologías por parte de los menores de edad (telefonía móvil, Internet, videojuegos…) puede conducir al aislamiento, a la falta de dedicación a los estudios, al fracaso escolar y se puede convertir en algo obsesivo o con incidencia en las relaciones sociales sanas.

A diferencia de otro tipo de adicciones, las adicciones sociales o adicciones sin sustancia no están mal vistas socialmente, al contrario, cada vez se le compra a edades más tempranas esta tecnología a los niños y niñas. “En el caso de los móviles los padres los compran para tener la seguridad de tener controlados y estar comunicado con nuestros jóvenes y no está sancionado socialmente el uso del móvil, no siendo percibido como un objeto peligroso. Pero la barrera que distingue el uso normal de una tecnología, del abuso o del mal uso de la misma no está clara”, declaró Maite Gordón, concejala de Sanidad y Bienestar Social.

Fuente: estedemadrid.com