Adicción al teléfono móvil

Abuso del móvil por niños y adolescentes


Deja un comentario

INTECO y Orange recomiendan evitar el uso abusivo de los «smartphones» entre los niños españoles

El Estudio sobre seguridad y privacidad en el uso de los servicios móviles por los menores españoles, elaborado por INTECO y Orange y presentado en la jornada SmartPhones y Menores: Oportunidades y Riesgos, ha revelado que los menores españoles se inician en el uso de estos dispositivos a los 10 años.

Portada del estudio sobre smartphones y menores en EspañaOtros datos destacados del informe son:

  • La edad media de inicio en la telefonía móvil por parte de los menores españoles se sitúa entre los 10 y los 12 años.
  • España es uno de los países donde los menores (de 10 a 16 años) afirman ver menos imágenes sexuales online: 11% frente a media europea del 14%
  • También es uno de los países con menor incidencia del ciberbullying: 4%.
  • El 2,5% de los menores confiesa haber sido objeto de ciberacoso a través del smartphone por parte de otros menores
  • El 31% de usuarios de más de 13 años usan smartphones (teléfonos inteligentes).
  • El 82,3% de los menores usan su móvil para hacer y enviar fotografías.
  • El 4,8% de los menores encuestados reconoce que su imagen ha sido difundida por otros sin haber prestado consentimiento.
  • El 4,3% de los menores ha recibido imágenes sugerentes de personas de su entorno (sexting pasivo), y un 1,5% reconoce haberse hecho a sí misma/o fotografías de carácter sexy (sexting activo).
  • El sexting activo es más practicado por chicas (2,2%) al contrario que sexting pasivo, más practicado por los chicos (5,1%).
  • Un 3,8% de los menores afirma que ha recibido llamadas o SMS de adultos desconocidos que querían conocerles
  • El 17,8% de los menores dice haber sido objeto de perjuicio económico (estafas, fraudes, etc.) con su smartphone.

El informe destaca el espectacular avance en el uso intensivo de los servicios avanzados que ofrecen este tipo de teléfonos:

  • acceso a redes sociales: del 7,1% en 2010 se ha pasado al 54,3% en 2011
  • mensajería instantánea: del 12,4% al 48,3%
  • juegos: del 51,6% al 65%

El estudio insiste en la necesidad de informar y educar a los niños en las amenazas derivadas del uso inadecuado de los dispositivos de última generación y han ofrecido algunas recomendaciones como evitar el uso excesivo o adictivo del smartphone, que los padres establezcan normas de uso (tiempo, gasto mensual y servicios) y expliquen a los jóvenes la importancia de la privacidad y los riesgos que pueden derivar de compartir información con desconocidos.

Concienciar al joven sobre la importancia de la privacidad y la seguridad, contribuye según los autores del estudio a minimizar los riesgos y evitar posibles amenazas como el grooming o el ciberbullying.

Las entrevistas fueron realizadas a familias españolas con hijos entre 10 y 16 años que disponen de smartphone para uso particular, entre los días 20 de septiembre y 14 de octubre de 2011, y ha contado con la colaboración, entre otros expertos, de Jorge Flores, director de PantallasAmigas.

Fuente: La Razón e INTECO.
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

El uso excesivo de los móviles por parte de los menores, no preocupa a sus padres pese a la elevada incidencia

El INTECO y Orange han hecho públicos los resultados de un Estudio sobre seguridad y privacidad en el uso de los servicios móviles por los menores españoles realizado mediante 644 encuestas personales en hogares españoles, a los propios menores y a sus padres. Los resultados del estudio se completan con las aportaciones de 55 expertos que han aportado una visión cualitativa y multidisciplinar al proyecto de investigación.

El estudio ha revelado, entre otros datos, que la edad media de inicio en el uso de teléfonos móviles se sitúa entre los 10 y los 12 años.

Así mismo los expertos participantes han agrupado los peligros más importantes en su opinión, que suponen los celulares para los menores de edad, en las siguientes categorías:

Los que más preocupan a los padres son:

  • contenidos inapropiados
  • ciberbullying
  • grooming

Los riesgos que tienen una mayor incidencia entre los menores, según el estudio, son:

  • uso excesivo y adicción (36%)
  • riesgos económicos (29,2%)
  • virus y spam

En los siguientes casos, pese a una menor incidencia, se ha detectado que los padres consideran que son problemas que suceden con menor frecuencia de la que se ha constatado en el estudio:

  • contenido obsceno procedente de adultos: incidencia = 0,6%
  • comunicaciones de adultos desconocidos: 4%
  • ciberbullying: 5,9%

Aunque el 94,4% de los padres asegura hablar del tema de la seguridad en el uso del móvil, sólo el 68,3% considera que su hijo/a está protegido/a al usarlo.

El estudio no hace mención a los riesgos físicos asociados al uso excesivo del teléfono:

Es obvio que un uso excesivo del teléfono móvil (o de cualquier otra herramienta) puede llegar a constituir un problema. En primer lugar, porque la consecuencia más directa (un gasto desmesurado) es un efecto tangible. En segundo lugar, porque puede implicar situaciones como una reducción del rendimiento escolar, discusiones familiares o, en los casos más graves, cuestiones relacionadas con la dependencia o adicción.

Es decir, las únicas consecuencias que consideran los autores del informe derivadas de un uso excesivo son el riesgo de un excesivo consumo económico y los riesgos psicológicos relacionados con la adicción. No se hace mención alguna de los riesgos derivados de la excesiva exposición a las radiaciones de microondas emitidas por estos aparatos y que llevaron a las recomendaciones contenidas en el denominado Informe Steward realizado para el gobierno británico y basadas en el efecto sobre el tejido neuronal de niños y adolescentes, su mayor absorción de dichas radiaciones y el mayor tiempo de exposición acumulada:

(…) creemos que se debería desaconsejar el uso generalizado de teléfonos móviles por parte de los niños para la realización de llamadas no esenciales. También recomendamos que la industria de la telefonía móvil se abstenga de promover el uso de teléfonos móviles entre los niños.

Recientemente también el gobierno francés ha tomado decisiones basadas en este principio precautorio.

Fuente: INTECO

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Chuza Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

El exceso del móvil durante la noche baja el rendimiento de los escolares

El rendimiento de los jóvenes durante el día, y sobre todo en horario escolar, baja notablemente sobre todo si pasan muchas horas durante la noche enviando mensajes de texto con el teléfono móvil. Así lo revela un estudio publicado en la revista Pediatrics que ha llevado a cabo la Drexel University de Filadelfia.

La doctora Christina J. Calamaro, autora principal del estudio, entrevistó a 100 adolescentes de entre 12 y 18 años.

Para medir el nivel de consumo nocturno de tecnología entre los participantes, el equipo desarrolló un “índice multitarea”: la cantidad total de horas que un adolescente le dedicaba a nueve actividades (enviar mensajes con el móvil, mirar TV, escuchar MP3, hacer la tarea y mirar DVD o videos, etc.) dividido por nueve, que es la cantidad de horas entre 9 p.m. y 6 a.m.

El índice multitarea promedio de los participantes era alrededor de 0,6; lo que indica que hacían una de nueve actividades en 5,3 horas o cuatro actividades en 80 minutos cada una.

Un tercio de los adolescentes dijo que se quedaba dormido en el colegio y que dormían dos veces por día en promedio, aunque algunos dijeron que se quedaban dormidos unas ocho veces al día. A mayor índice multitarea, mayor probabilidad de quedarse dormido en el colegio.

“Estos adolescentes altamente multitarea tienen riesgo de tener problemas de rendimiento escolar, problemas con la función ejecutiva y degradación de la función neuroconductual”, advierte el equipo.

Calamaro dijo que los padres deben tomar medidas para controlar el uso de la tecnología a la noche. Es básico mantener la televisión, la computadora y, en especial, los celulares fuera de la habitación de los hijos.

“El uso de los mensajes de texto es todo un problema. Y nos daremos cuenta de que es aún mayor”, manifestó la investigadora.

“Aunque sabemos que los adolescentes tienen otro esquema horario, podemos hacer que sigan menos conectados a la noche”, finalizó la autora.

Fuente: buenasalud.com


Deja un comentario

Los niños británicos piden su primer móvil a los siete años

Según un estudio realizado en el Reino Unido por el Personal Finance Education Group, los padres británicos regalan el primer teléfono móvil a sus hijos cuando éstos tienen 8 años de edad. Más del 35% de los niños de 8 años ya posee uno. También se destaca que el 75% de todos los niños de 7 a 15 años de propiedad de “al menos” un teléfono móvil.

Del estudio también se desprende que “algunos niños de tan sólo siete años se ofrecen a hacer las tareas domésticas a cambio de dinero para comprar ringtones“, que a los 10 años usan las tarjetas de crédito y débito de sus padres para comprar juegos móviles, lo demuestra que tienen el apoyo de los padres, y que ya participan de concursos por mensajes de texto.

Con este tipo de estudios se logran dos cosas, hacernos conocer la realidad del mercado que hay entre los niños y los móviles y es el puntapié inicial de leyes que prohíban o restrinjan los móviles en menores de edad, como hicieron Finlandia, donde recomiendan que no los usen, y Francia, donde está prohibida la venta y promoción de móviles para niños, como el Lego Phone.

Lo que no se menciona en este estudio es que hay niños a esa edad que utilizan el móvil de forma constructiva, recordemos aquel niño de 9 años que desarrolló una aplicación para el iPhone.

Fuente: celularis.com


Deja un comentario

Entre el 5% y el 10% de los adolescente abusa del móvil

Cada menor de 18 años ha tenido al menos cuatro teléfonos móviles. Entre un 5 y un 10% de adolescentes abusa del móvil o no podría vivir sin él. Un estudio realizado por la Universitat de València desvela que un 65% de los adolescentes que abusa de esta tecnología es del sexo femenino.

La investigación de mayor envergadura sobre la adicción y abuso de los teléfonos móviles en la población adolescente lleva el sello de la
Universitat de València, concretamente del Departamento de Psicología Básica. Los autores del trabajo, que ha dirigido el profesor Mariano Chóliz, encuestaron a 2.450 adolescentes de 12 a 18 años con el único test que se ha desarrollado hasta la fecha para diagnosticar la dependencia a este tipo de tecnología.

El estudio demostró que el 95% tiene un aparato de telefonía móvil y que los adolescentes han tenido una media de cuatro móviles: 3,1 aparatos de telefonía entre los 12 y 14 años.

Entre un 5 y un 10% de adolescentes abusan del móvil o lo que en su ejercicio diario se traduciría a no poder vivir sin él.

El trabajo ha dado a conocer que un 65% de ese porcentaje de adictos sin freno ni cordura son chicas y el 35% chicos, “lo que invierte la proporción y tendencia que se registra en cualquier otra adicción, tanto en las drogodependencias, como otras de tipo tecnológico en las que los hombres siempre son mayoría y tienen una mayor dependencia que las mujeres”, declaró el profesor Chóliz.

El primero, a los diez años
La investigación concluyó que el primer móvil se regala entre los 10 y 11 años y que al cumplir los doce, el 88% de los menores ya tiene una terminal para estar localizable. El trabajo también pone de manifiesto que prácticamente al 20% de los entrevistados les regalaron el teléfono sin haberlo pedido.

Los autores han observado que el gasto del consumo del teléfono está relacionado con la edad y que empieza a aumentar a partir de los 15 años. De tal modo que los chicos entre 12 y 14 años consumen un promedio de 15 euros al mes, los que se encuentran entre los 15 y los 16 años gastan 18 euros por término medio y los mayores, 21.

La alerta
El profesor Chóliz ha observado que los padres deben encender el piloto de alerta cuando observen que sus hijos pasan demasiado tiempo aislados en su cuarto; cuando dedica demasiado tiempo al móvil; cuando lo usa en lugares inapropiados como en clase, a la hora de comer, cuando estudia, cuando hace deporte o actividades que requieren plena atención.

También tienen que empezar a preocuparse cuando el hijo o la hija se entretiene con el móvil hasta altas horas de madrugada, cuando las facturas son desorbitadas (son expertos en usarlo sin generar costes), cuando no se comunica en casa, si empeoran las notas o tiene problemas en la escuela y cuando tiene cambios emocionales bruscos o conductas atípicas.

fuente: levante-emv.com