Adicción al teléfono móvil

Abuso del móvil por niños y adolescentes


Deja un comentario

El 10% de los menores en Madrid utiliza el móvil para grabar peleas

La mayoría de los menroes recibe su primer móvil a los 9 años de edad. Un 10% lo utiliza para grabar peleas y colgar los vídeos en ‘YouTube’, acciones que aunque la mayoría de menores considera «bromas», son imputables como delito a partir de los 14 años.

Son algunos de los datos del estudio ‘La telefonía móvil en la infancia y la adolescencia’ realizado por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y la Universidad Rey Juan Carlos.

El Defensor del Menor, Arturo Canalda, indicó que el perfil del chico que hace esto es el de un varón que utiliza el móvil para grabar, gastar bromas, acceder a Internet, que ve contenidos MP4, que considera que sus amigos disfrutan y que tiene un «afán de protagonismo notorio».

«El menor que gasta bromas con el móvil normalmente también ha colgado imágenes en Internet y confiesa que lo utiliza para molestar a alguien y que ante un potencial escenario de violencia, no acudiría a un adulto», destaca el estudio del Defensor del Menor, que reseña que este menor, además, «considera que sus amigos disfrutan con los vídeos que cuelga».

El estudio indica que si el menor tiene amigos que utilizan el móvil para gastar bromas tiene cuatro veces más posibilidades de hacerlo él, mientras que si sus amigos cuelgan vídeos en la red, se dobla la posibilidad de que el éste también los cuelgue. Además, grabar peleas con este aparato aumenta diez veces la probabilidad de que el profesor sea objeto de las bromas con el teléfono y que no desconectar nunca el teléfono aumenta dos veces la probabilidad de disparar el consumo. No obstante, lo que más preocupa a los padres del móvil es que los chicos contacten con extraños (66%) cuando a los niños lo que más les preocupa (76%) es perder el móvil.

Los menores hacen un gran uso diario de las tecnologías. Así un 62% dice utilizar frecuentemente el móvil, un 86%, la televisión y un 82% el ordenador.

El prototipo de móvil de los niños madrileños tiene juegos,cámara de fotos, bluetooth, internet y cámara de vídeo. Además, un 56% lo usa para intercambiar música, un 52%para hacer fotos, un 47% para intercambiarlas, un 31% para grabar vídeos, un 12% para mensajes ‘pásalo’, un 6%para acceder a internet y otro 6% para bajarse videojuegos.

Fuente: heraldo.es


Deja un comentario

El 82% de los menores tiene un móvil y la mitad hace un uso violento

El 82% de los menores entre 10 y 16 años tiene móvil, según el estudio La telefonía móvil en la infancia y la adolescencia realizado por La Universidad Rey Juan Carlos I sobre la base de 1.345 entrevistas a menores de la capital y otras regiones de la Comunidad de Madrid realizadas durante 2008.

El informe resalta que una gran parte de los menores hace un uso poco adecuado del móvil: el 51% cree que todos los alumnos de su clase con móvil lo llevan al colegio, un 32% afirma que lo usa para gastar bromas y un 43% dice sus amigos tienen esta misma costumbre.

Asimismo, un 11% cuelga grabaciones en el portal Youtube, pero un 10% graba peleas, un 11% lo usa para acosar a otros y un 27% para molestar o fastidiar a otras personas.

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, durante la presentación de este estudio ha calificado de «preocupante» que este porcentaje de menores se sienta «indiferente ante las grabaciones violentas en la Red, y desee grabar gamberradas de otros y crea que las grabaciones de móvil en Internet son divertidas y las cuelguen cuando las hacen».

Canalda también ha explicado las distintas preocupaciones de padres e hijo. Los primeros se preocupan porque el móvil sirva para contactar con extraños, mientras que los segundos temen perder el móvil o que se lo roben.


Recomendaciones

Con estos datos en la mano el Defensor del Menor ha realizado una serie de recomendaciones. A los hijos, les ha recordado que apaguen el móvil por la noches, y que usen primero la cabeza y luego el teléfono a la hora de contestar llamadas o sms de desconocidos.

Los padres, según la opinión de Caralda, deben predicar con el ejemplo y usar el móvil sólo cuando sea necesario, además de corresponsabilizar a sus hijos en los gastos telefónicos, y desaconsejarles que lo lleven al colegio.

Fuente: elpais.com